Fotografía tomada del festival 2019

Ciudad de México, 23 de febrero de 2020

Festival Semillas, una oportunidad de cosechar nuevas experiencias

Autores: Nallely Berber Guerrero y Leslie Stephanie Valgañón Juárez

Se acerca la tercera edición de Semillas, Festival Internacional del Libro y la Lectura San Lorenzo Tezonco, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), a realizarse el 25, 26 y 27 de marzo, que como cada año invita a alumnos, profesores, trabajadores y vecinos a participar como voluntarios para crear comunidad y construir conocimiento.

Desde reporteros, fotógrafos, camarógrafos, logística, producción, montaje y protección civil, son algunas de las áreas que han cobijado hasta 60 voluntarios en ediciones anteriores, cifra que de acuerdo a Leonel Sagahón, coordinador del festival, se espera incremente hasta 80 en este 2020.

“Este año integramos una capacitación a los voluntarios, lo que da mucha sustancia a su aportación, profesionistas egresados de la universidad regresan a su casa de estudios para acercarse de nuevo a su comunidad y compartir sus experiencias afuera”, destacó el también docente de la asignatura de Diseño editorial.

Se trata, agregó, de fortalecer el tejido comunitario al propiciar relaciones fraternas y horizontales entre vecinos, estudiantes, profesores y trabajadores, que expanden los espacios de reflexión y discusión en la universidad, al tiempo que fomenta la autonomía con responsabilidad entre los participantes.

Nisa López, estudiante de la carrera de Comunicación y Cultura compartió su experiencia en la primera edición, en la que participó en más de cinco actividades, lo que aseguró le generó una vinculación más cercana con la comunidad aledaña al igual que observó una mejor apropiación de la universidad por parte del alumnado. 

“Creo que estos eventos hacen que la universidad crezca y realmente uno se sienta parte ella, se olvide de los estigmas”, expresó López. Otro estudiante voluntario, Fernando Marín, confirmó haber “establecido contacto con nuevas personas y el reforzamiento de los lazos con quienes ya conocía”.

El programa de voluntarios, refrendó Sagahón, es una oportunidad de florecimiento profesional para los estudiantes al poner a prueba sus conocimientos. Así lo relató Alberto Molina, quien regresa como voluntario en esta nueva edición y cuya participación le permitió “poner en práctica lo que había aprendido en las clases de fotografía” para mejorar su técnica al obtener la mejor imagen, lo que consideró “una retribución a las enseñanzas que brinda la universidad”. 

El coordinador general de Semillas asegura que los voluntarios son una pieza clave de este festival, por lo que celebra y agradece a toda la comunidad participante.

“Fue muy padre la primera edición porque a todo mundo al que me acerque me dijo que sí, desde administrativos, compañeros profesores y alumnos; me quedó claro que el plantel entero tenía la energía para hacerlo posible”, recordó.

Es así que el programa de voluntarios permite a los participantes una nueva experiencia social en la dinámica académica y vecinal, así como el desarrollo profesional a través de las áreas de interés de cada voluntario.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2019 Festival Semillas . Página Web by: Santino